Hoy vamos a conocer una de las parafilias más desconocidas y curiosas. A la que a muchos de nosotros no habíamos oido hablar antes o de la que conocemos muy poco. Así, para seguir ampliando conocimientos en este mundo del fetichismo. Vamos a hablar sobre la conducta ABDL o el deseo de adultos de usar pañales.

Qué significa ABDL

La autonepiofilia o infantilismo parafílico es una parafilia caracterizada por el deseo de llevar pañales y otra ropa de bebés, beber biberón y, en general, ser tratado como un niño pequeño.

La persona que sufre este trastorno es conocida con el nombre de “bebé adulto” (AB, por sus siglas en inglés). Además, aproximadamente, a uno de cada tres bebés adultos le gusta llevar pañales, por eso reciben el nombre de “amante de los pañales” (DL, por sus siglas en inglés).

A quién afecta el infantilismo o conducta ABDL

La mayoría de las personas que se comportan así son varones heterosexuales y aunque pudiera parecer lo contrario, las personas que padecen esta parafilia no sienten ningún tipo de atracción sexual por menores.

Los psicólogos insisten en aclarar que se trata de un trastorno que nada tiene que ver con la pedofilia. “Estas personas disfrutan comportándose como bebés o siendo atendidos como tales, pero no sienten ningún tipo de atracción sexual por los niños”, asegura la psicóloga española Laura García.

Cuántas personas sufren conducta ABDL

Existen numerosos adultos en todo el mundo que, en privado, se enmarcarían dentro de esta categoría. Tanto es así que, por ejemplo, en Holanda existen tiendas especializadas en las que estas personas pueden encontrar pañales de todo tipo y a su medida, además de otros productos ideales para que puedan comportarse como bebés. Pero no sólo eso, anualmente se celebra un desfile donde se muestra a los asistentes todas las novedades que llegan al mercado al respecto. Tal es el caso de la tienda de ABDL Factory en Holanda, que organiza cada año un desfile con productos de Bebé para adultos y al que acude gente de todo el mundo. Asimismo, los ABDL tienen niñeras o cuidadoras, como Carmen, que entienden que es solo una fantasía. De hecho, la relación con ellas no tiene una connotación sexual. Si algo les une a los bebés adulto es su temor al rechazo y la incomprensión.

Una de cada 1.000 personas sufren esta desviación sexual, denominada científicamente infantilismo parafílico. De hecho, En España, 50.000 individuos padecen conducta ABDL, según los cálculos que se han realizado.

Otra especialista en el tema, la psicóloga María Antonia Colom, explica que casi todos los bebés adultos y amantes del pañal han consultado su caso con un profesional. Asegura que la gran mayoría están casados y tienen un nivel de educación correcto. Sin embargo, esta curiosa parafilia es ocultada por quienes la padecen: “Si fueras un familiar de un bebé adulto, seguramente no lo sabrías”, acotaba Colom y agregaba que “si no tratan su trastorno llegarán a tener problemas serios”.

Qué causa la conducta ABDL o el infantilismo

Aún no se han podido identificar las causas de esta parafilia.

Sin embargo, los especialistas de este desorden han detectado un conjunto de características o particularidades que giran en torno a la autonepiofilia. Así, por regla general, los enfermos son varones adultos heterosexuales con estudios superiores y llevan una vida de adulto totalmente establecida que incluye un trabajo, responsabilidades profesionales e incluso una relación de pareja.

El hecho de comportarse como un bebé y ser tratados como tal, les relaja y les hace sentirse bien. Por eso se visten con ropa infantil, toman biberón, se calman llevando un chupete, se entretienen jugando con objetos para niños pequeños, adoran ser acunados, que les den el biberón y les cambien el pañal.

La conducta AB/DL en adultos

Algunos “bebés adultos” (AB, por sus siglas en inglés) son también “amantes del pañal” (DL, por sus siglas en inglés), es decir, sienten fascinación y predilección por llevar pañal porque les sirve para relajarse, desconectar del mundo e incluso sentirse protegidos. Se trata de personas adultas que prefieren dormir en una cuna, comer en una trona y llevarse el chupete a la boca.

Conexión Samanta (Canal 4)

Miguelito usa pañales, viste un trajecito azul monísimo y toma su mamila cuando tiene hambre instalado en su cuna. Todo eso estaría muy bien si Miguelito fuera un nene. En realidad, se trata de un hombre de 37 años que trabaja como administrador de empresas y a quien le gusta que le cuiden como a un bebé… un bebé adulto.

Él es uno de los miles de casos que existen en el mundo de ABDL, (en inglés Adult Baby Diaper Lover) que significa ‘Bebé Adulto y Amante del Pañal’. Son personas que confiesan sentirse relajadas y en paz cuando adoptan esta personalidad y comportamiento, pero en ningún caso sienten atracción sexual por los niños.

Hace unos días, el programa de televisión Conexión Samanta (Canal 4 de España) transmitió un interesante reportaje sobre diversos casos de ABDL. Uno de ellos era el de Miguelito, quien confesó a la periodista que su día de ensueño era estar todo el día con su niñera recibiendo cuidados y atenciones.

Fuentes :salud.ccm.net y  actitudfem.com